Chacalada #1: ¡Pero qué pesaditos sois!

Aquí estoy de nuevo, muy contenta de compartir la primera chacalada con su correspondiente traducción. Deseando que os resulte útil y oportuna. ¡Ya me diréis! Si no sabes a qué me refiero en las viñetas con modo chacal y modo jirafa, te invito a que leas esta entrada. Es muy habitual que lancemos juicios ySigue leyendo “Chacalada #1: ¡Pero qué pesaditos sois!”

Muros heredados

Muchas veces damos por sentado que quienes hacen o dicen cosas que nos duelen son “malas personas” que “quieren hacernos daño”, y surge en nuestro interior un impulso de atacar o manipular para librarnos de esa persona o de esa situación. Así, levantamos muros con los ladrillos que hemos recibido de nuestra educación y cultura:Sigue leyendo “Muros heredados”