Muros heredados

Muchas veces damos por sentado que quienes hacen o dicen cosas que nos duelen son “malas personas” que “quieren hacernos daño”, y surge en nuestro interior un impulso de atacar o manipular para librarnos de esa persona o de esa situación. Así, levantamos muros con los ladrillos que hemos recibido de nuestra educación y cultura:Sigue leyendo “Muros heredados”