El nubarrón de los prejuicios

Hoy quiero contarte una pequeña anécdota que me da para reflexionar sobre los prejuicios y cómo influyen en nuestra forma de escuchar. Ayer estaba hablando por teléfono con mi pareja: qué tal el día, y esas cosas. En un momento dado me contó que, en un ataque de nostalgia, había sacado su vieja consola ySigue leyendo “El nubarrón de los prejuicios”

Observar para conectar

Ya lo decía Marshall Rosenberg, y hago mía esta frase: “Soy más feliz desde que he aprendido a no escuchar los juicios de los demás y he desarrollado la capacidad de ver más allá de ellos”. Y es que los juicios en realidad esconden mucha información sobre los valores de las personas y lo queSigue leyendo “Observar para conectar”

Mis talleres

Lo que más me gusta de dar talleres es implicarme con autenticidad, sintiendo la alegría de contribuir, compartiendo lo que nos hace humanos. Lo que me mueve a hacerlo es mi deseo fomentar una cultura de paz. Para mí, la clave es cultivar un diálogo equilibrado, respetuoso y honesto que favorezca el entendimiento y laSigue leyendo “Mis talleres”

La cabeza andante

El ser humano no es una cabeza andante. Sin embargo, a veces nos quedamos en lo mental y nos cuesta conectar con lo que sentimos. Abrirnos a los sentimientos es clave porque nos hablan de lo que más nos importa y de lo que queremos –y lo que no queremos– en nuestra vida. Si haySigue leyendo “La cabeza andante”

¡Pero si yo soy muy buena persona!

A veces, nuestro impulso de cumplir y hacer “lo que hay que hacer” es tan fuerte que ignoramos o pasamos por alto necesidades tan importantes para el ser humano como la realización, el autocuidado o la coherencia con los propios valores. Sin embargo, siempre estamos tratando de cubrir necesidades, incluso cuando actuamos movidos por unSigue leyendo “¡Pero si yo soy muy buena persona!”

¡Necesito comprar un coche!

Como he venido compartiendo en entradas anteriores, la conciencia de las necesidades es clave para desarrollar una comunicación no violenta, coherente con nuestros valores y que nos ayude a entendernos con las demás personas y a llegar a acuerdos satisfactorios. Una de las “trampas” habituales que a menudo nos hace encallarnos en un conflicto esSigue leyendo “¡Necesito comprar un coche!”