fbpx

Si no lo hago yo, no lo hace nadie

Hace años tuve varias experiencias de vida en comunidad.

Fue un periodo muy enriquecedor, intenso y lleno de retos.

Organizarse, compartir tareas y espacios, la gestión emocional… te puedes imaginar que no es fácil.

Éramos 15 en total. Había una persona que estaba en la comunidad desde el inicio. Un chico volcado en el proyecto y absolutamente conectado con el propósito.

Aun así, se acabó quemando y marchando.

Se levantaba antes de las 6 de la mañana y mientras los demás todavía dormíamos avanzaba las tareas que teníamos para cada día (vendíamos elaboraciones artesanales y ecológicas en mercados locales).

Cuando yo me incorporaba al obrador él ya llevaba 3 horas trabajando.

Solía encontrármelo de mal humor y amargado.

“Si no lo hago yo, no lo hace nadie”, repetía constantemente.

A mí me sabía mal verle así y a la vez me molestaba lo que hacía.

Yo quería colaborar respetando mis ritmos, sin verme obligada a pegarme el madrugón (en parte por eso estaba probando un modo de vida alternativo… para tener más libertad de horarios).

Lo que este compañero hacía a las 6 de la mañana, podía hacerse perfectamente a las 9. Pero a esa hora, la mayoría de los días él ya había hecho la mayor parte.

Desde luego, la organización grupal era mejorable, no todas teníamos el mismo grado de responsabilidad y había algo de cierto en lo que el compañero decía.

Pero igualmente cierto es lo siguiente:

Si lo haces siempre tú, nadie tiene la oportunidad de hacerlo en tu lugar.

Y se va generando una inercia que luego es cada vez más difícil de cambiar.

¿Te lo has planteado así alguna vez?

Sé que a veces no es fácil soltar y hay realidades verdaderamente complejas. Al mismo tiempo, tú tienes el poder y la responsabilidad de decir NO y poner límites allí donde las exigencias (externas o internas) te llevan a descuidar tus propias necesidades.

A largo plazo, es lo mejor para todo el mundo.

Si tú también te encuentras haciendo cosas que otros no hacen y no quieres acabar quemada y amargada, ¡únete al reto gratuito Decir No sin culpas!

Con mis propuestas, acompañamiento y la energía del grupo, dedicaremos 4 días a conocer los recursos de la Comunicación NoViolenta que más pueden ayudarte en este sentido.

Este reto es para ti si quieres…

  • Aprender a decir NO sin sentirte culpable y dejar de sobrecargarte
  • Aprender a PEDIR lo que quieres con naturalidad y recibir un NO sin tomarlo personal
  • LIBERARTE de imposiciones propias y ajenas

Y todo ello, cuidando tus relaciones y en coherencia con tus valores.

¿Nos vemos dentro?

0 comentarios
Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gusta mi contenido?

Suscríbete a mi newsletter y recibirás todas mis propuestas y nuevos contenidos en tu bandeja de entrada, ¡para que no te pierdas nada!

Como regalo de bienvenida, recibirás el ebook gratuito 3 claves para dejar de complacer y decir que no sin culpas.

Soy Noelia Jiménez, formadora, traductora y coach.

Comparto recursos para mejorar tus relaciones y tu comunicación en mis talleres, cursos y retiros

Te acompaño en tu aprendizaje e integración de una nueva forma de comunicar en mis sesiones de consultoría y acompañamiento

Contacta conmigo y te cuento más.
+34 628 125 176
noelia@palabrascomopuentes.com
Open chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Escanea el código
?