fbpx

El «no» y los límites: más allá de lo individual

En el artículo anterior te contaba lo importante que es identificar nuestras necesidades a partir del contacto con las emociones y sensaciones, para desde esa claridad poder tomar acción enfocada y constructiva. En este caso te hablo brevemente de la dimensión sistémica que está ahí y nos afecta a la hora de identificar, expresar y actuar conforme a nuestros límites.

Crianza y experiencia vital

Nuestras experiencias personales y el ejemplo o referentes que hayamos tenido en casa, en la familia,  pueden influir mucho sobre nuestra capacidad de decir “no” e identificar nuestros límites y nuestra posible tendencia a quedarnos pasivamente en situaciones que nos generan daño (naturalizamos lo que vemos y vivimos).

Es interesante preguntarnos qué modelos y experiencias hemos tenido y qué patrones repetimos (quizá unos nos sirven y otros no).

Si detectamos una dificultad especial con esto tal vez necesitamos hacer mucho trabajo personal o iniciar un proceso terapéutico o de acompañamiento que nos sirva de apoyo.

Herencia cultural y dimensión estructural

La cultura tiene mucha influencia sobre nuestra capacidad de decir que no, identificar y expresar nuestros límites, y actuar en consecuencia. Tanto en el cine, como en la TV, en la música, en el arte…

Y suele haber grandes diferencias en cuanto a la representación de mujeres y de hombres.

¿Qué ejemplos tenemos de mujeres expresando sus límites y actuando en consecuencia? ¿Y cuántos de mujeres que sobrepasan sus propios límites y/o dejan que los sobrepasen lxs demás? ¿Cuántas veces una mujer dice que “no”, su «no» no se respeta y “no pasa nada”?

Las mismas preguntas podemos hacernos respecto a otros colectivos. Las opresiones, discriminaciones y diferencias de poder afectan y mucho en este sentido. No es lo mismo poner límites con un igual que con alguien que tiene más rango y/o está en una posición más alta dentro de una estructura jerárquica (entorno laboral, m/padres e hijxs, escuela, etc.)

Cada unx de nosotrxs tenemos roles en los cuales gozamos de algún privilegio o tenemos un rango más alto, y otros en los que nos vemos en situación de opresión o discriminación. Es muy interesante reflexionar sobre ello, tomar conciencia y aplicar esta mirada a nuestro trabajo personal y relacional.

Tratarnos con cariño y comprensión

Es importante no culparse por “no poder” / “no saber” identificar o poner límites. Si te etiquetas como “incapaz”, “inadecuadx” o te culpas de la violencia que recibes, lo que haces es entrar en el ciclo del abuso. Puedes explorar dónde SÍ tienes poder, para cuidarte de otra forma (entendiendo poder como la capacidad de movilizar recursos para atender necesidades).

Impacto y reacción cuando digo que no y pongo límites

Como estamos viendo en esta serie de artículos, el tema del «no» y los límites es muy complejo. Tan importante es desarrollar la asertividad para establecer nuestros límites con naturalidad, como desarrollar la empatía y la atención al impacto que la situación puede generar en la otra persona.

Por muy cuidadosa que quiera ser, es posible que la otra persona reciba mi “no” o mi límite como un rechazo, una ofensa o incluso una agresión. ¿Qué hacer en estos casos?

  • Aferrarnos (interiormente) a nuestras necesidades (yo importo, mi necesidad importa) = firmeza
  • Escuchar y acoger la reacción de la otra persona con empatía (si podemos) = “te veo, me importas”
  • Comunicar nuestra intención de cuidado y pedir que nos digan qué han entendido, para evitar malentendidos
  • Respirar, estar ahí disponibles para la otra persona A LA VEZ que seguimos firmes con nuestro límite

Y, en cualquier caso, siempre podemos:

Pedir ayuda y apoyo a teceras personas si lo vemos conveniente.

Darnos tiempo para procesar y continuar con el diálogo más adelante.

En el próximo artículo, último de esta serie, hablamos sobre cómo a veces utilizamos los límites y el «no» como expresión de dolor o castigo (consciente o inconscientemente).

Si quieres trabajar el "no" y los límites conmigo desde la perspectiva de la CNV, es uno de los contenidos fundamentales en mi curso de Comunicación No Violenta Foco y Corazón.

También podemos trabajarlo en profundidad en mis sesiones individuales de coaching, tutoría o mentoría CNV.

0 comentarios
Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te parece interesante?

Suscríbete a mi newsletter y recibirás todas mis propuestas y nuevos contenidos en tu bandeja de entrada, ¡para que no te pierdas nada!

Como regalo de bienvenida, recibirás la guía práctica "Cómo tratarte con cariño y decir que no sin liarla".

Soy Noelia Jiménez, formadora, traductora y coach.

Comparto recursos para mejorar tus relaciones y tu comunicación en mis talleres, cursos y retiros

Te acompaño en tu aprendizaje e integración de la CNV en mis sesiones de consultoría / mentoría CNV

Contacta conmigo y te cuento más.
+34 628 125 176
noelia@palabrascomopuentes.com
Open chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Escanea el código
?